Tras sobrevivir la pandemia, las empresas de América Latina y el Caribe necesitan ayuda