Hábitos De Los Viajeros Han Cambiado Y Los Hoteles en Guatemala No Llenan Ni El 40% De Su Capacidad