De plumas a finos hilos de algodón

Cuando Natalie Barhumi abrió una segunda boutique y taller a pocos kilómetros de Miraflores, su actual distrito en Lima-Perú, nunca pensó que su lujosa línea de cama y almohadas podría atraer la atención a más de 6,000 kilómetros de distancia… ¡en Canadá!

Lo que empezó como un trabajo universitario para establecer una pequeña empresa, se convirtió de una mini-empresa familiar (antes vendían plumas a tapiceros) en un floreciente negocio dedicado a la exportación de ropa de cama y accesorios de lujo bajo la marca  Plumas.

“Doy a TFO Canadá todo el crédito de nuestro ingreso el mercado canadiense,” manifestó Natalie. Cuya incursión exportadora comenzó en la  Feria Perú Moda 2008, cuando los organizadores identificaron a Canadá como mercado potencial.
Al director del programa TFO Canadá Norm MacIsaac, le atrajo la alta calidad y presentación de los productos de algodón pima que ofrecía Plumas y visitó su stand para conocerlos más de cerca.

“Al año siguiente, Norm regresó, esta vez con potenciales clientes canadienses”, mencionó Natalie “Eso permitió mi primera exportación”. Dos años después Plumas está en proceso de expandir sus talleres y locales de ventas así como sus exportaciones.

Actualmente, un importante distribuidor canadiense vende sus productos que ahora incluyen edredones, fundas y almohadas.  También están exportando a Venezuela.

Cadena de abastecimiento local

En su boutique de Miraflores, Natalie junto a 25 personas que conforman su personal, proporcionan ropa de cama elaborada con el más fino algodón pima junto con plumas de ganso seleccionadas.

La cadena de abastecimiento de esta empresa peruana se inicia en una prospera región costera, de clima templado, donde se encuentran contratadas empresas empacadoras y costureras locales.

La atención al mínimo detalle durante el proceso de producción es fundamental en el negocio, pero es la calidad del algodón de Plumas lo que la distingue de sus competidores extranjeros.

Tal como ocurre con el café,  en algodón también se observan distintos grados, explica Natalie.

Afortunadamente, las condiciones para el crecimiento del algodón en los valles norteños de la costa del Perú es ideal, ya que producen algodón con filamentos extra largos, lisos (llamados fibras) que permiten el óptimo tejido de éstos hilos.
La cosecha a mano preserva la pureza del algodón y las telas teñidas provenientes de este algodón conservan su brillo natural.

Quienes padecen de  alergias aprecian las propiedades no alergénicas del producto. Por todo ello, no sorprende ver a representantes de renombradas empresas en la feria Perú Moda constatando los precios de la línea PLUMAS.

Responsabilidad social:
Esforzamos por ser un empleador responsable. Pienso que dirigir una empresa es más que hacer dinero”, comenta Natalie.  Nuestros empleados trabajan sus horas según ley y reciben todos sus beneficios.  Las telas se compran a proveedores locales que comparten  nuestra misma ética de responsabilidad social.

PLUMAS establece un riguroso control de calidad, innovación continua, precio justo y rentabilidad.

Actualmente, Natalie coordina con sus  proveedores a fin de encontrar materiales para un empaque que soporte el rigor del transporte y también respeten el medio ambiente, manteniendo la filosofía de la empresa.

¡Nuestra oficina se ha mudado!

A partir del 10 de junio, nuestra oficina se trasladará a:
66 Slater - Suite 2100, Ottawa,

Ontario K1P 5H1