Estados Unidos y República Dominicana homologaron sus respectivas aduanas